Reseña Histórica

Desde 1968 las personas que han tenido el gusto de visitarlo han disfrutado de nuestras hermosas montañas a 2600 mts y del río Teusacá que cruza por nuestro romántico “Balcón”. Aquí usted podrá alejarse del bullicio de la ciudad al calor de la chimenea acompañado de un rico vino caliente o canelazo.
Es un lugar en donde usted puede deleitarse con unas ricas entradas como champiñones de la casa, nuestras famosas empanaditas tradicionales, para continuar con una rica trucha Arco Iris del criadero a la mesa preparada en sus distintas variedades, además de nuestro surtido menú típico e internacional preparado por nuestro tradicional chef desde hace casi 47 años.